Google+ La Gruta De Los Lienzos: Gustave Klimt (1862–1918)

domingo, 11 de octubre de 2009

Gustave Klimt (1862–1918)

Gustave Klimt
Klimt fotografiado por Moritz Nahr

Pintor .

Procedencia: Baumgarten, Austria.
Aprendizaje: Escuela de Artes y Oficios de Viena. 
Escuela: Secesión Vienesa, relacionada con el Art Nouveau y el Simbolismo.
Temas: retratos, alegóricos.
Reconocimientos: Orden de Oro al Mérito (1888); miembro honorario de las universidades de Múnich y Viena; primer premio de la Exposición Universal de Roma (1911).

Gustave Klimt (1862–1918) Pintor y artista gráfico austríaco, simbolista y uno de los más destacados representantes del movimiento modernista de la secesión vienesa. Klimt pintó lienzos y murales con un estilo personal muy ornamentado, que también puso en práctica a través de objetos de artesanía. Halló en el desnudo femenino una de sus más recurrentes fuentes de inspiración, dotando sus obras de una intensa energía sensual.

Juventud. 

Gustav Klimt nace en Baumgarten, cerca de Viena, el 14 de julio de 1862, siendo el segundo de 7 hijos. Ya desde la infancia, los 3 hijos varones muestran inclinaciones artísticas, quizá heredadas de su padre, Ernst Klimt, grabador de oro, o de su madre, Anna Klimt (Finster de soltera), cuya ambición frustrada había sido dedicarse al canto.

Klimt vive en una relativa pobreza la mayor parte de su infancia, en el seno de una familia de inmigrantes con escasas oportunidades laborales y de promoción social.
 
Gracias a su talento, en 1876, Gustave recibe una beca para estudiar en la Kunstgewerbeschule, la Escuela de Artes y Oficios de Viena, donde se formará como pintor y decorador de interiores hasta 1883. Su hermano Ernest sigue su estela un año más tarde, siendo aceptado en la escuela en 1877; con el tiempo él acabará convirtiéndose en grabador, como su padre.

Primeros trabajos. 
 
Gustav, Ernest y Franz Matsch, un amigo común, comienzan a trabajar juntos. Hacia 1880 ya gestionan modestos encargos bajo el nombre de la Compañía de artistas (Künstler-Compagnie), colaborando como asistentes de su profesor en la decoración del Kunsthistorisches Museum de Viena.

Decoración del Kunsthistorisches Museum de Viena

Klimt comienza su carrera individual como pintor de interiores en grandes edificios públicos de la Ringstraße, desarrollando ya algunos temas alegóricos, los cuales acabarán convirtiéndose en un rasgo distintivo de su obra. En estos momentos Klimt admira la obra de Hans Makart, pintor de moda en la época, y se somete educación artística clasicista; es por ello que su obra temprana puede considerarse académica.
 
En 1888, Klimt recibe la Orden de Oro al Mérito de manos del Emperador Francisco José I de Austria por su trabajo en los murales del Burgtheater de Viena. Es nombrado miembro honorario de las universidades de Múnich y Viena.

Auditorio en el Viejo Burgtheater en Viena (1888)

Éxito. 
 
Hacia 1890 se desprende de los modelos académicos para afirmar un estilo personal basado en la utilización de la alegoría y la estilización del ornamento.

En 1891 ingresa como miembro en la Sociedad de la Casa de los Artistas (Künstlerhausgenossenschaft).

En 1892, cuando su padre y su hermano Ernst mueren, Klimt está en condiciones de soportar la carga económica de sus parientes. La tragedia familiar influye en su obra, marcando el inicio de la definición de su estilo personal.

Por estas fechas Klimt conoce a la joven Emilie Flöge. Aunque hay más de diez años de distancia entre ambos, ella acabará convirtiéndose en su compañera de por vida, soportando las constantes aventuras amorosas del artista y dándole varios hijos a lo largo de su relación.

Retrato de Emilie Flöge con 17 años (1891)

La Secesión Vienesa. 
 
En 1897 Klimt abandona la Sociedad de la Casa de los Artistas y se convierte en uno de los miembros fundadores y presidente de la Secesión Vienesa (Wiener Sezession), a la que permanece adscrito hasta 1908. También se convierte en miembro del colectivo de la Sagrada Primavera (Ver Sacrum).
 
Klimt madura su estilo dentro del Art Nouveau, inspirándose para ello en el arte de Rávena, en la estampa japonesa o en el Simbolismo de Khnopff.

De izquierda a derecha: Medicina, Filosofía y Jurisprudencia

A finales de los años 1890s, Klimt finaliza la decoración del techo del Aula Magna de la Universidad de Viena, encargado en 1894. Está formado por tres pinturas: Filosofía, Medicina y Jurisprudencia. Para la ocasión, Klimt ha adaptado la forma clásica de la alegoría y su simbolismo a través de su propio lenguaje plástico, abiertamente erótico. El trabajo no es bien recibido y recibe críticas de personalidades del mundo de la política y del arte y la moral pública. La universidad decide finalmente no colocar las obras de Klimt, que no volverá a admitir encargos a partir de entonces.
 
Liberado de encargos públicos, Klimt visita con frecuencia lago Attersee con la familia Flöge. Aquí realiza numerosos paisajes. Estas obras se convirtieron en una excepción en la obra de Klimt, dedicado desde siempre a la figura.
 
En 1899, Klimt se reafirma en su estilo. Su provocadora ‘Nuda Veritas’ (la Verdad Desnuda) es un paso adelante en su estética personal, pero también es una declaración de principios, casi un desafío, dirigido principalmente a los críticos más conservadores: un crudo desnudo frontal de una mujer sosteniendo un alegórico "espejo de la verdad", coronado con una conocida sentencia de Schiller: ‘Si no puedes agradar a todos con tus méritos y tu arte, agrada a pocos. Agradar a muchos es malo’.
 
En 1902, Klimt concluye su trabajo en el Friso de Beethoven a tiempo para la XIV exposición de los secesionistas vieneses, organizada a modo de homenaje al compositor. Destinado a ser expuesto temporalmente, Klimt pinta el friso directamente sobre la pared con una técnica ligera. Sin embargo, el friso se conserva tras la exposición, aunque permanecerá oculto al público hasta 1986.

Casa de campo con árboles de abedul (1903)

Madurez. 
 
En 1903 Klimt viaja por Italia y visita Florencia, Venecia y Rávena. Aquí descubre los mosaicos bizantinos de las iglesias de San Vital y San Apolinar. Comenzaba entonces lo que algunos críticos han interpretado como la etapa de madurez artística del pintor, determinada por un progresivo acercamiento de la crítica y un gran éxito comercial.
 
Tras regresar de Italia, Klimt participa en la decoración del palacio Stoclet, en Bruselas, hogar de un opulento magnate belga. El conjunto de mosaicos realizados para el comedor muestra su maestría; en su superficie se multiplican los elementos ornamentales y es abundante la utilización del oro. Este edificio acabará convirtiéndose en la síntesis del Art Nouveau centroeuropeo y la aportación de Klimt, representada por ‘El Cumplimiento y La Expectación’, suponen el clímax de su energía creativa.

Comedor del palacio de Stoclet (1905)

Muchas de sus pinturas de este período incorporan pan de oro a la pintura, medio que Klimt ya había utilizado esporádicamente desde 1898, como en ‘Pallas Athene’ y su primera versión de ‘Judith’ de 1901. Durante esta época sus cuadros quedan íntegramente dedicados a la mujer, cuya figura trata con originalidad, sometiéndola a una estudiada falta de encuadre y dotándola de un gran hieratismo. Las obras más notables realizadas en esta etapa son el ‘Retrato de Adele Bloch-Bauer I’ (1907) y ‘El beso’ (1907-1908). Paralelamente, Klimt realizó retratos de diversas damas de la alta sociedad vienesa, normalmente envueltas en pieles.
 
Klimt lleva una vida sencilla, completamente absorbido por su trabajo y su familia. Exceptuando algunos encuentros con otros artistas de la Sezession, Klimt suele evitar los encuentros de sociedad y los círculos intelectuales. Pese a su imagen de libertino, es muy discreto con su activa vida sexual y, aunque se rodea de modelos femeninas de muy diversa categoría social, nunca se ve envuelto en ningún escándalo público.

Retrato de Adele Bloch-Bauer (1907)

Últimos años. 

En 1911, gracias a ‘La vida y la muerte’, Klimt es galardonado con el primer premio de la Exposición Universal de Roma. En 1915, muere su madre. El propio Klimt lo hace tres años después, en Alsergrund, el 6 de febrero de 1918, a causa de un derrame cerebral y tras haber sufrido un infarto, una neumonía y la llamada gripe española. En su taller, una gran cantidad de obras inacabadas.
  
Un número considerable de sus obras será confiscada por la dictadura nazi. Al avance de las tropas enemigas, viendo que sus obras se convertirían en botín de guerra, decidieron quemar el castillo donde éstas permanecían confiscadas.

Vida y Muerte (1916)
 
Obra. 

La obra de Klimt suele identificarse con la suntuosa decoración de dorados y elementos ornamentales de vivos colores, aunque también con formas fálicas encubiertas. Siendo la mujer uno de los temas más recurrentes de Klimt, resulta lógico que el artista representase muchas de las facetas del carácter femenino. Si bien, sentía predilección por un tipo de mujer agresiva y dominante que podría identificarse con el modelo icónico de la ‘femme fatale’.
 
Los expertos coinciden en señalar el carácter ecléctico de Klimt, relacionándolas con el arte del antiguo Egipto, la cultura Micénica, la Grecia clásica y Bizancio. Hombre de formación clásica, Klimt no sentía sin embargo reparo en manifestar su entusiasmo por el arte de artistas medievales -como Durero- o exóticos -como los artistas de la escuela Rinpa japonesa. Sus obras de madurez se caracterizan por un rechazo de sus inicios naturalistas, mostrando un progresivo desarrollo de motivos simbólicos o abstractos.
 
Del mismo modo, resulta significativo el valor del encuadre en su obra. Sus dramáticas composiciones, utilizando a veces extraños puntos de vista, planos verticales y cortes atípicos, subrayan el carácter innovador de su plástica, y anticipan el valor expresivo de la línea que caracterizará el expresionismo posterior.

Serpiente de agua I (1904)

Legado. 

Klimt nunca destacó por su carácter teórico. Apenas escribió nada sobre su visión artística o sus métodos. Tampoco llevó un diario y su correspondencia se limita a algunas postales enviadas a Flöge.  A pesar de ello, la obra de Klimt va a tener una enorme influencia sobre todo el grupo de la Secesión Vienesa. Como líder del grupo, Klimt no sólo va a ser una poderosa influencia para sus artistas, sino que va a de apoyar la obra de muchos jóvenes talentos instituyendo el Kunsthalle, en 1917, con el que pretendió evitar el éxodo de artistas al extranjero.


Vídeo sobre Gustave Klimt {PRÓXIMAMENTE}

Puedes descargarte la versión en PDF de esta entrada en Scribd.
Estas imágenes y más en Pictify {PRÓXIMAMENTE}
Puedes descargarte el álbum completo en Megaupload.

Fuente: About; Mas De Arte; Wikipedia España.
Páginas monográficas: Klimt Museum; Klimt Gallery; iKlimt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.