Google+ La Gruta De Los Lienzos: Jean-Honoré Fragonard (1732–1806)

martes, 31 de mayo de 2011

Jean-Honoré Fragonard (1732–1806)

Autorretrato de Jean-Honoré Fragonard
"Inspiración", autorretrato de Fragonard


Pintor y grabador.

Procedencia: Grasse, Francia.
Aprendizaje: Jean Siméon Chardin, François Boucher, Charles-André van Loo.
Escuela: Rococó.
Temas: pintura de género, no exenta de erotismo.
Reconocimientos: miembro de la Academia en 1765.

Jean-Honoré Fragonard (1732-1806) Pintor y grabador francés de estilo rococó. Su estilo se caracteriza por la exuberancia y el hedonismo. Entre sus obras más populares están las pinturas de género que reflejan una atmósfera de intimidad y velado erotismo.
 
Juventud. 
 
Jean-Honoré Fragonard nace en Grasse, en la región de los Alpes Marítimos, el 5 de abril de 1732, hijo de un sastre especializado en la realización de guantes.
 
En 1738, Fragonard se muda a París junto con toda su familia. Aquí el muchacho demuestra tal talento e inclinación hacia el arte que es llevado ante François Boucher quien, aunque reconoce las dotes del joven e inexperto Fragonard, decide no gastar su tiempo en la formación del joven y a su vez le envía al taller de Chardin.

Fragonard estudia durante seis meses bajo la tutela del gran luminista y vuelve al taller de Boucher, donde sabe adquirir el estilo de su maestro de tal forma que éste llegará a confiarle confió la realización de réplicas de sus pinturas.
 
Aunque no es un alumno de la Academia, Fragonard gana el Premio de Roma en 1752, lo que le permite su asistencia a Roma subvencionada por la Real Academia de Escultura y Pintura de Francia, con su pintura "Jeroboam sacrificando a los ídolos".
 
Antes de viajar a Roma, Fragonard pasa tres años en el taller de Charles-André van Loo. El año antes de su partida a Roma pinta la obra "Cristo lavando los pies de los apóstoles" actualmente en la catedral de Grasse.
 
Ya en 1756 viaja a Italia en compañía de Hubert Robert, dependiendo de la Academia Francesa en Roma hasta 1761. Esta visita es clave para Fragonard, ya que durante su estancia en Roma puede admirar los románticos jardines, con sus fuentes, templos y terrazas, donde concibe los escenarios que posteriormente plasmará en sus obras. También influirá sobre su obra la florida suntuosidad de Giovanni Battista Tiepolo, cuya obra tuvo oportunidad de estudiar en Venecia, antes de su regreso a París.

"Jeroboam ofreciendo sacrifico a los ídolos" (1752)

Éxito. 

En 1761, Fragonard regresa a París. El pintor encuentra un mercado ávido para sus cuadros de gabinete, que fusiona las influencias de la pintura barroca italiana y las del paisaje holandés del siglo XVII.
 
En 1765 su obra "Coreso y Calliroe" (Museo del Louvre) le asegura su admisión en la Academia. La obra es objeto de elogio por parte de Diderot y es adquirida por el rey, quien la manda reproducir. El gran éxito de la crítica inspiró en algunos la esperanza en Fragonard como salvación de la pintura histórica en Francia. Sin embargo, Fragonard decidió huir de dichas expectativas, descuidando las comisiones reales en favor del trabajo para los colectores privados. Por este motivo apenas tuvo presencia en las exposiciones del Salón durante los años siguientes.

"El Gran Sacerdote Coresus se sacrifica para salvar a Calirroe" (1765)
 
Hasta este punto Fragonard ha dudado entre temática religiosa, clásica y otros temas en sus obras. Pero el interés del rey Luis XV por las obras que retraten escenas de amor y placer en la corte, dirige la obra de Fragonard hacia temáticas con escenas de amor y voluptuosidad con las que el nombre del artista ha sido asociado. Destaca de su estilo la belleza de los colores así como el virtuosismo del trazado fácil de sus obras. Las obras más destacadas incluyen "El columpio" (Londres, Wallace Collection), "El cerrojo", "El beso robado", "Las bañistas", así como la decoración de las estancias de Madame du Barry y la bailarina Marie Guimard.
 
Sin embargo, la serie de grandes paneles pintados para Madame du Barry, amante oficial de Luis XV, para el castillo de Louveciennes, es devuelta al artista y sustituida por una serie más neoclásica elaborada por Joseph Marie Vien.

"Los felices azares del Columpio" (1767-68)
  
Segundo viaje a Italia. 
 
Poco después de la decepción del rechazo de Madame du Barry de los paneles del castillo de Louveciennes, Fragonard acuerda emprender un segundo viaje a Italia en 1773-1774, acompañando a Pierre-Jacques-Onésyme Bergeret de Grancourt.
 
Después de su regreso a Francia, Fragonard intenta rehacer su estilo en la recién popular moda neoclásica, con sus composiciones planas y sus superficies lisas.

"El Progreso del Amor: El Amor Coronado" (1771-72)
realizado para decorar el Castillo Louveciennes de Madame Du Barry
 
Decadencia. 
 
La Revolución Francesa significa el final del antiguo régimen. Fragonard, cercano a los máximos representantes del mismo, abandona París en 1793 y encuentra refugio en la casa de su amigo Maubert en Grasse, que decora con una serie de paneles decorativos conocidos como "Roman d'amour de la jeunesse", originalmente pintados para el pabellón de música de Madame du Barry en Louveciennes.
 
A su regreso a París, en 1792, Fragonard se encuentra sin protectores ni clientela. Ocupa cargos administrativos en el Louvre, pero el interés por su obra ha caído, falleciendo en una relativa oscuridad el 22 de agosto de 1806, prácticamente olvidado.

Fragonard fue completamente ignorado durante más de medio siglo, hasta tal punto que Michael Scheißkopf, en su obra "Historia del Arte" (1873), ni siquiera menciona su nombre. Posteriormente su redescubrimiento le supuso su confirmación entre los maestros de la pintura.


Vídeo sobre Jean-Honoré Fragonard {PRÓXIMAMENTE}

Puedes leer y descargar la versión en PDF de esta entrada en Scribd.

Puedes descargarte el álbum completo en Megaupload.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.