Google+ La Gruta De Los Lienzos: La Edad Dorada de la Ilustración

sábado, 15 de mayo de 2010

La Edad Dorada de la Ilustración

Arthur Rackham - Epimeteo, Pandora y Elpis
'Epimeteo, Pandora y Elpis' de Rackham


Etiqueta: EDAD DORADA DE LA ILUSTRACIÓN.

Época: 1880s a 1920s

En Europa...
Influencias: Prerrafaelismo, Arts and Crafts Movement, Art Nouveau y Les Nabis.
Miembros: Walter Crane, Edmund Dulac, Aubrey Beardsley, Arthur Rackham, Kay Nielsen.

En Estados Unidos...
Influencias: Escuela de Brandywine Valley.
Miembros: Howard Pyle y sus estudiantes, como N.C. Wyeth, Maxfield Parrish, Frank Schoonover y Edwin Austin Abbey.



La Edad Dorada de la Ilustración fue un periodo de una calidad sin precedentes en la ilustación de libros y revistas. Se debió a los avances en tecnología, que permitieron una reproducción del arte certera y económica, combinada con la voraz demanda pública de un nuevo arte gráfico.

Orígenes en Inglaterra. 
Para hallar los orígenes de este auge sin precedentes de las artes gráficas, hay que remontarse a la Inglaterra victoriana. Aquí van a confluir la laboriosa obra de Tenniel, la filosofía Prerrafaelista, el colorismo de Doyle y la sed innovadora de Evans para dar alas nuevas al difícil arte de ilustrar.

John Tenniel. 

John Tenniel (1820-1914) es uno de los principales ilustradores de Punch, revista satírica inglesa, cuando Lewis Carroll le propone ilustrar ‘Alicia en el País de las Maravillas’. La colaboración Tenniel-Carroll supone el pistoletazo de salida de la Edad de Oro de la ilustración de libros infantiles. No en vano, Tenniel va a dejar una huella muy importante, recordado siempre como el autor de las ilustraciones clásicas de ‘Alicia en el país de las maravillas’ (1866) y ‘Alicia a través del espejo’ (1872).

Prerrafaelismo y Arts & Crafts.

Igualmente valioso resulta el peso de Arthur Hughes (1832-1915), influenciado por los pintores prerrafaelitas. Los ideales del prerrafaelismo, inspirados por John Ruskin, abogan por un renacimiento del gótico en contra de la revolución industrial, despertando el interés de muchos artistas por el dibujo y la artesanía medievales.
 
Este es el germen del nacimiento en del movimiento ‘Arts and Crafts’ en 1880, una escuela artística encabezada por William Morris y Walter Crane, que se caracteriza por un retorno a la naturaleza a través de formas onduladas y delicadas. Este movimiento influye indefectiblemente en la ilustración de libros.

Richard Doyle. 

Cuando deja la revista ‘Punch’ en 1850, el dibujante y acuarelista Richard Doyle (1824-1883) empieza a ilustrar libros. Entre ellos se encuentra ‘En el país de las hadas’, publicado a todo color en 1870 por el impresor británico Edmund Evans.

Edmund Evans. 

El grabador Edmund Evans se va a convertir en una figura clave en Inglaterra cuando, con 21 años, pone en marcha su propia imprenta. Inventa métodos nuevos para la impresión en color y gracias a su incesante perfeccionismo consigue una calidad sin precedentes que pondrá al servicio de autores como Walter Crane, Kate Greenaway y Randolph Caldecott.

Ilustración de J. Tenniel para 'Alicia en el País de las Maravillas'; Ilustración de A. Hughe;
Ilustración de R, Doyle para un poema de William Allingham.

La Edad Dorada de la Ilustración en Inglaterra. 

Los principales depositarios de este germen gestado en la Inglaterra victoriana serán ilustradores, en especial los de libros infantiles, como Walter Crane, Kate Greenaway, Randolph Caldecott o Arthur Rackham. El trabajo conjunto de Caldecott, Greenaway y Crane en Inglaterra, junto con la colaboración del impresor y grabador Edmund Evans, jugará un papel considerable en los artistas del ‘Arts & Crafts’, cuya influencia no tardará en llegar a América, donde la ilustración ha empezado a prosperar.

Walter Crane. 

Las ilustraciones de Walter Crane (1845-1915), uno de los máximos exponentes del ‘Arts & Crafts’, llevan el sello de las artes decorativas de su época y están sumamente influenciadas por los prerrafaelitas y los grabados japoneses. Crane llevaba varios años ilustrando libros anónimamente cuando Edmund Evans lo orientó hacia los libros infantiles. Fue seguidor de William Morris, para quien ilustró varios libros. Entre sus obras más importantes se encuentran ‘El príncipe rana’ (1874), ‘Cuentos infantiles de los hermanos Grimm’ (1882), ‘La reina de las hadas’ (1894-96) y ‘Esopo para niños’ (1887). También publicó algunos abecedarios como ‘The Absurd ABC’ (1872), ‘Baby's own alphabet’ y ‘Noah's Ark alphabet’ (1874). Walter Crane concebía el libro como un todo, desde las cubiertas, la dedicatoria, la tipografía de las letras hasta el aspecto que ofrecían las dobles páginas con el libro abierto. Su influencia será muy grande.

Randolph Caldecott. 

Randolph Caldecott (1846-1886) es considerado el padre del libro-álbum moderno, siendo el primero que analizó la relación entre texto e imagen. Alcanzó la fama por sus idealizadas escenas costumbristas, divertidas, detalladas y llenas de movimiento, que han llegado a ser representativas de la vida británica en el campo. Ilustra una edición de ‘La casa que construyó Jack’, impresa en color en 1878 por Edmund Evans.

Kate Greenaway. 

Gracias al influjo de William Morris, el movimiento ‘Arts & Crafts’ y el interés del impresor Edmund Evans, Kate Greenaway (1846-1901) se especializó en dibujos florales y representaciones de niños con una enorme popularidad y gran influencia posterior. Su mejor obra es la edición ilustrada de ‘El flautista de Hamelín’ de Robert Browning.

Arthur Rackham. 

Arthur Rackham (1867-1939) es conocido por sus ilustraciones para cuentos clásicos y de hadas. A pesar de la fantasía de su obra, Rackham mantiene un estricto sentido de la realidad, dando a sus criaturas rasgos humanos. Entre sus trabajos más conocidos figuran Cuentos de los hermanos Grimm (1900), Rip van Winkle (1905), Peter Pan (1906) y Alicia en el país de las maravillas (1907). También realizó ilustraciones para libros orientados hacia lectores adultos, como El sueño de una noche de verano (1908), Undine (1909), The Rhinegold and the Valkyrie (1911) y varias publicaciones sobre los relatos de Poe.

‘Burbujas’ de Kate Greenaway; Ilustración de Randolph Caldecott para 'The Panjandrum picture book';
Ilustración de Walter Crane para 'The Baby's Own Aesop', verso fábula de W. J. Linton (1887);
Ilustración para 'Alicia en el País de las Maravillas' de Arthur Rackham;

La Edad Dorada de la Ilustración en Estados Unidos. 

En Estados Unidos es fundamental la figura de Howard Pyle, ilustrador y escritor, que escribe e ilustra sus propios libros y llega a fundar una escuela, con sede en Pensilvania, donde instruye importantes alumnos con grandes facultades técnicas como Maxfield Parrish, Jessie Wilcox Smith o N. C. Wyeth; son los artistas de la de ‘Escuela de Brandywine’, término que, por extensión, ha acabado abarcando a los estudiantes y seguidores de Pyle, hayan o no estudiado en la escuela creada por Pyle en Chadds Ford, Pennsylvania, cerca de Brandywine Creek.

‘La sirena’ de Howard Pyle; 'Poems of childhood: Dinky bird' de Maxfield Parrish;
‘Viento del Norte y niño’ de Jessie Willcox Smith; Ilustración para 'Robin Hood' de N. C. Wyeth


Puedes leer y descargar la versión en PDF de esta entrada en Scribd.

4 comentarios:

  1. BELLISIMO LA VERDAD SON LAS IMAGENES MAS BONITAS QUE HE VISTO EN MI VIDA

    ResponderEliminar
  2. Gracias, en nombre de los autores, ya que la belleza de las imágenes de este blog no son responsabilidad mia ;)

    ResponderEliminar
  3. Hiciste una entrada impecable, como siempre!! ... Las imágenes son bellísimas, el texto muy claro y tu trabajo de investigación, siempre riguroso, felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, cariño. Es la primera de estas características que realizo en este blog. Me alegra que sea bien recibida. Besotes grandes.

    ResponderEliminar

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.