Google+ La Gruta De Los Lienzos: Artemisa y Orión

miércoles, 23 de mayo de 2007

Artemisa y Orión

Nicolas Poussin - Paysage avec Orion aveugle cherchant le soleil

Mitología: griega.

Protagonistas: Orión y Artemisa.
Personajes secundarios: Eos, Apolo.
Historia: A Orión y Artemisa les une una confusa historia de amor y de odio sellada con un trágico final.

"Paysage avec Orion aveugle cherchant le soleil" de Nicolas Poussin (detalle)

Hay autores que acusan a Artemisa de la muerte del Orión que, dependiendo de la fuente, despertó en la diosa el amor, el odio o incluso ambos sentimientos a partes iguales, lo cual condujo al hermoso Orión a una muerte trágica y prematura.

Una vengativa Artemisa acaba con Orión.

Según “La Odisea” de HomeroArtemisa mató a Orión para vengar los celos de los inmortales por el matrimonio de una de ellos (Eos) con un mortal (Orión).

Otro mito cuenta que Orión violó a una de las seguidoras de Artemisa, quien lo castigó enviando un escorpión para que lo matase. Ambos serían situados entre las estrellas como constelaciones. Esta leyenda explica por qué la constelación de Escorpio, aparece justo cuando Orión empieza a ponerse: el escorpión aún le persigue.

Un sádico Apolo sabotea el romance entre Orión y Artemisa.

Hay autores que atribuyen la muerte de  Orión a una sádica intervención de Apolo, hermano de Artemisa. En este caso, Artemisa habría conocido a Orión mientras cazaba. Perdidamente enamorada, Artemisa confesó su encuentro a sus sirvientes femeninas quienes, al igual que la diosa, tenían el voto de no casarse jamás... ¿Qué ocurrió después, cuando lo sucedido llegó a oídos de Apolo? Los relatos difieren según la fuente.

Algunas leyendas aseguran que Orión y Artemisa llegaron, en efecto, a prometerse, lo que enojó a Apolo, que no creía que un mortal como Orión fuese un esposo apropiado para ella. Otros aseguran que Apolo temía que Orión, que ya había abandonado antes a Eos, haría lo mismo a su hermana. Cualquiera que fuese el motivo, Apolo tendió a Orión una retorcida celada. Convenció así a Orión para que se sumergiese en el agua y, acto seguido, desafió a Artemisa a acertar a aquel objetivo apenas visible con una flecha desde la orilla. Artemisa, que no podía imaginar que aquel bulto se tratase en realidad de la cabeza de Orión, acertó, matándolo en el acto.

Otros atribuyen a Apolo objetivos menos nobles, pues aseguran que Apolo, viendo como su hermana se pasaba días enteros cazando junto a Orión y colmándolo de atenciones, empezó a experimentar unos celos terribles. Apolo decidió así enviar contra Orión un escorpión gigante. Pero Artemisa intervino, llevando a Orión a una isla inaccesible para el gran escorpión. Entonces Apolo decidió intervenir personalmente, retando a Artemisa a disparar a un objetivo lejano que a ella le pareció una roca, pero que en realidad se trataba de Orión.

Hay quien culpa de su muerte al propio Orión, comentando que Orión, tras abandonar a Eos, se volvió arrogante y empezó a alardear de su superioridad, ofendiendo a varios dioses. Éstos enviaron un escorpión gigante tras él, y mientras intentaba escapar, Orión se zambulló en el mar. Nadó hasta la isla de Delos, donde sabía que Eos le protegería. Allí estaba Artemisa, quien le esperaba. Aprovechando la ocasión, Apolo se unió a su hermana, a quien invitó a poner a prueba sus habilidades con el arco con varios objetos distantes, siendo el último uno que flotaba en el mar.

Sea como fuese, Artemisa no descubrió su terrible error hasta que el cuerpo de Orión llegó a la orilla. Después de llorar su muerte durante días, envió el cuerpo de Orión y el de su perro de caza a las estrellas, convertidos en la constelación de Orión y en la estrella Sirio respectivamente.

···

Puedes leer y descarga la versión en PDF de esta entrada en Scribd.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.