Google+ La Gruta De Los Lienzos: Artemisa / Diana

miércoles, 23 de mayo de 2007

Artemisa / Diana

Raimundo de Madrazo - Marquise d'Hervey Saint-Denys como Diana

Nombre griego: Artemisa, Ártemis.
Equivalente romano: Diana.

Título: diosa virgen de la caza, los animales y las tierras salvajes. Protectora de los niños pequeños. En algunos lugares, diosa de la fertilidad y de los partos.
Identificaciones: Selene, diosa de la luna.
Categoría: dioses olímpicos, de la caza, de la naturaleza, del hogar.
Mitos relacionados: los mitos de Acteón, Adonis, Calisto, Endimión, Orión, Siproites... La muerte de los Nióbides. El sacrificio de Ifigenia.
Atributos: una media luna sobre su cabeza, el arco de oro y la flechas el laurel. También el olivo, el cedro y el mirto, el ciervo, el oso y el perro y la cabra, el gallo, la perdiz, el león, el jabalí y el lobo.

Procedencia: la isla de Ortigia o quizá la de Delos.
Padres: Zeus y Leto.
Hermano: Apolo.
Amores platónicos: EndimiónOrión.
Descendencia: ninguna.

"Marquesa de Hervey Saint-Denys como Diana" de Raimundo de Madrazo

En la mitología griega, Artemisa o Ártemis es la hija de Zeus y Leto y la hermana gemela de Apolo. Era la diosa virgen de la caza, los animales salvajes, las tierras salvajes. En algunos lugares era también adorada como una diosa de la fertilidad y los partos, puesto que, según algunos mitos, ayudó a su madre en el nacimiento de su gemelo  Apolo. Además, protege a los niños pequeños. También se le identificó como diosa de la luna, representada en realidad por la diosa Selene.

Representaciones e iconografía.

Entre sus atributos de Artemisa se encuentran: como las plantas consagradas, el laurel, el olivo, el cedro y el mirto. Como sus animales domesticados, el ciervo y el perro y también la cabra, el gallo y la perdiz. Entre los animales salvajes, destacan el oso y también el león, el jabalí y el lobo.

En el arte, Artemisa era típicamente retratada con una media luna sobre su cabeza y con su arco (de oro) y sus flechas; estas flechas, en contraste con su papel como diosa de los partos, se decía que eran la causa de la muerte de las mujeres en los alumbramientos. Como Potnia Theron (proterctora de los animales salvajes) se la representaba con largas alas y llevando un animal en cada mano, normalmente un ciervo y un leopardo, pero a veces un leopardo y un león. El templo de Artemisa de Éfeso fue el más famoso erigido en su nombre y fue considerado una de las siete maravillas del mundo.

Nacimiento.

Cuando Hera descubrió que Leto estaba embarazada y que  Zeus era el padre, prohibió que Leto diera a luz en tierra firme, ya fuese en el continente o en cualquier isla del mar; incluso hay quien afirma que, en su despecho, Hera llegó a secuestrar a Ilitía, diosa de los partos, para evitar que Leto diese a luz. En su deambular, Leto encontró la recién creada isla de Delos, una isla flotante rodeada de cisnes, donde al fin se detuvo para dar a luz. Todas las diosas, en especial Atenea, se hallaban junto a Leto, pero nada podían hacer en su favor. No obstante, Iris fue al Olimpo a rogar a  Hera el alumbramiento ofreciéndole a cambio un collar de oro y ámbar de un espesor de nueve codos. A este precio,  Hera consintió a Ilítia que finalmente descendiese del Olimpo y se encargue del parto. Así pudo Leto dar a luz, cosa que hizo al amparo de una palmera que era el único árbol de toda la isla. Parece ser que primero nació Artemisa, la cual ayudó a nacer a  Apolo; hay incluso quien afirma que Artemisa nació un día antes que  Apolo, en la isla de Ortigia, mientras los curetos, sacerdotes semidioses, hacían gran ruido para evitar que  Hera se diera cuenta de que ella daba a luz allí, debajo de un árbol de olivo; luego Artemisa habría ayudad a su madre a cruzar el mar hasta Delos, donde daría luz a  Apolo al día siguiente. Sea como fuese, después del parto, Zeus aseguraría Delos al fondo del océano, convirtiéndola al fin en una verdadera isla.

La celosa castidad de Artemisa.

A los tres años, Artemisa pidió a su padre,  Zeus, mientras estaba sentada en su rodilla, que le concediese varios deseos. Recordando cuanto había sufrido su madre durante el parto, Artemisa pidió a  Zeus no tener que casarse nunca y no parir hijos. Luego, pidió también sabuesos de orejas gachas, ciervos para que tiraran de su carro, y ninfas como compañeras de cacería. Además,todas las compañeras del cortejo de Artemisa permanecieron vírgenes; así lo dispuso la diosa, quien guardó la castidad de su cortejo muy celosamente, enfureciéndole sobremanera aquellos que quebrantaron sus normas, a quienes castigó con más o menos ira.
  • EL ENCUENTRO CON ACTEÓN: En una ocasión estaba Artemisa bañándose desnuda en el bosque cuando el príncipe Acteón se tropezó con ella. Se detuvo y se quedó mirándola, fascinado por su belleza arrebatadora. Tan aturdido estaba que pisó accidentalmente una rama y Artemisa le descubrió. Ésta se disgustó tanto por haber sido espiada que transformó a Acteón en un ciervo y le azuzó a sus propios sabuesos, que lo destrozaron sin saber que el ciervo que cazaban se trataba de su propio dueño. Otras leyendas cuenta que lo que sucedió realmente fue que Acteón alardeó de ser mejor cazador que Artemisa, por lo que la diosa lo transformó en un venado, siendo después devorado por sus sabuesos... 
  • EL ENCUENTRO CON SIPROITES. Algo más indulgente fue con un cretense llamado Siproites, quien también la descubrió durante el baño y a quien Artemisa lo transformó en  mujer. 
  • LA TRAICIÓN DE CALISTOEste mito relata cómo Zeus se prenda de Calisto, una de las ninfas del cortejo de Artemisa, y como decide disfrazarse de Artemisa para acercarse a ella, dejándola embarazada en su encuentro, algo muy inconveniente teniendo en cuenta que para formar parte del cortejo de Artemisa había que hacer voto de castidad. Con la intervención de Artemisa, Calisto acabó convertida en osa y saeteada, siendo ascendida a los cielos en forma de constelación.  
 Amores atribuídos.
  • SUS POSIBLES AMORÍOS CON ARES: En algunas versiones de la historia de Adonis y Afrodita, Artemisa y Ares eran amantes. Esta versión implica que Artemisa mantuvo relaciones con Ares, lo que contradiría todas las fuentes, que coinciden que Artemisa se mantuvo casta todo el tiempo. Si bien, es importante advertir que el concepto de «virginidad» es bastante diferente del actual: se cree que en aquella época se consideraba virgen a la mujer soltera, sin ataduras con hombre alguno, apoyando así la naturaleza indomable de Artemisa.  
  • SU AMOR POR ENDIMIÓN. Endimión, sumido en un sueño eterno que lo conservaba joven y hermoso, recibe diariamente la visita de la diosa lunar, que baja cada noche para recrearse en su belleza. Esta diosa lunar se identifica normalmente con Selene; si bien, algunos autores apuntan a Artemisa, en contraposición a su hermano Apolo, dios solar. 
  • SU AMOR POR ORIÓN: Hay fuentes que acusan a Artemisa de la muerte del Orión, un hermoso gigante dedicado a la caza que, dependiendo de la fuente, despertó en la diosa el amor, el odio o incluso ambos sentimientos a partes iguales, lo cual condujo al hermoso Orión a una muerte trágica y prematura. Se dice que, después de llorar su muerte durante días, Artemisa envió el cuerpo de Orión y el de su perro de caza a las estrellas, convertidos en la constelación de Orión y en la estrella Sirio respectivamente. [Más información en la entrada dedicada al mito de Orión y Artemisa]
La matanza de los Nióbides.

Níobe tuvo gran número de hijos con su esposo Anfión, rey de Tebas, conocidos como los Nióbides. Níobe se vanagloriaba de la extensión de su prole, mofándose de Leto por haber tenido sólo dos vástagos, Apolo y Artemisa. Estas burlas llegaron hasta tal punto que Níobe se opuso a que se le tributaran honores a Leto, lo que encendió las iras de sus hijos. En venganza, Apolo mató a todos sus hijos varones y Artemisa hizo lo propio con las mujeres, a excepción de Amiclas y Melibea.  

La muerte de Adonis.

Adonis, el gran amor de Afrodita, moriría trágicamente, destrozado por colmillos de jabalí mientras se hallaba de caza con su amada, existiendo múltiples versiones sobre lo sucedido. Una de las teorías culpa a Artemisa, quien habría enviado al jabalí como represalia por la implicación de Afrodita en la muerte de Hipólito, protegido suyo.

El sacrificio de Ifigenia.

En espera del viento para partir a la guerra de Troya, el adivino Calcante informa a Agamenón que la falta de viento se debe al enojo de Artemisa, quien exige a cambio que Agamenón sacrifique a Ifigenia, la más hermosa de sus hijas, para saciar su furia.

Diana, la Artemisa romana.

En épocas posteriores, el culto de Artemisa se mezcló con el de la diosa Diana de la mitología romana, hija de Júpiter (Zeus) y de Latona y hermana de Apolo. Era diosa de la caza y, en contraste con Apolo, divinidad solar, Diana era identificada con Selene, diosa lunar. Entregó a los mortales el conocimiento de las artes de la hechicería que posteriormente constituyó el tronco central inspirador de las prácticas de brujería en la Europa occidental. Entregada a la cacería, Artemisa acabó por volverse insensible a las inclinaciones de su sexo. Ninguno de los pretendientes que intentaron su amor lo lograron, por lo que se le dio el sobrenombre de casta. Iba con sus ninfas a cazar y era una diosa casta y celosa de la castidad de sus ninfas. Pero esta diosa parece que en sus orígenes tuvo un carácter más primitivo y más ambiguo, en relación con la diosa asiática Astarté, con carácter de fecundidad, pero también de crueldad. Los mitos romanos de Diana coinciden en gran medida con los de Artemisa. Exigirá el sacrificio de Ifigenia, que en el momento del sacrificio es sustituida por un ciervo. Se enamoró (aunque sólo platónicamente) del pastor Endimión, a quien besaba cuando dormía, tan suavemente que ni siquiera lo despertaba. Participó en la muerte de los hijos de Níobe, a los que aseteó junto a  Apolo por provocarla de modo insolente. También fue la perdición del pastor  Acteón, al convirtió en ciervo para que fuese devorado por sus propios perros.

···


Puedes leer y descargar la versión en PDF de esta entrada en Scribd.

Quizá te interese: Los mitos de Acteón, Adonis, Calisto, Endimión, Orión y su tortuoso romance con Artemisa, Siproites… La matanza de los Nióbides. La historia de Ifigenia.
Fuentes: Artemisa en Wikipedia. A Turquia. Artemisa en ABCdioses. Diana en Fuente Rebollo. Diana en Wikipedia.
Más imágenes: Artemisa Wikipedia Database. Diana Wikipedia Database. Ventanas al Universo. Universidad Texas de Austin. Canarias Telecom.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.