Google+ La Gruta De Los Lienzos: Jacques-Louis David (1748-1825 )

domingo, 6 de julio de 2008

Jacques-Louis David (1748-1825 )

Autorretrato de Jacques-Louis David

Pintor.

Procedencia: París, Francia.
Aprendizaje: Joseph-Marie Vien; Academia de París; Academia Francesa en Roma.
Escuela: neoclasicismo, neoclasicismo francés.
Temas: mitológicos, históricos, retratos.

Autorretrato de Jacques-Louis David.

Jacques-Louis David (1748-1825 ) Pintor considerado como el fundador del Neoclasicismo francés. Buscó la inspiración en los modelos escultóricos y mitológicos griegos, basándose en su austeridad.

Juventud.

David nació en París el 30 de agosto 1748, en seno de una floreciente familia. Cuando nueve años, su padre fue asesinado en un duelo y su madre lo dejó bajo el cuidado de sus tíos François Buron y Jacques-François Desmaisons, unos prósperos arquitectos que se aseguraron de que David recibiera una excelente educación en el Colegio de las Cuatro Naciones. Sin embargo, David nunca fue un buen estudiante y durante las clases se entretenía cubriendo sus libros con dibujos. David no tardó en manifestar su deseo de ser pintor y, a pesar de la oposición de su madre y sus tíos, que pretendía que el joven fuera arquitecto, David se las apañó para vencer los recelos de sus familiares.

Aunque lo enviaron al taller de François Boucher, máxima figura de la época y pariente lejano de David, Boucher lo situó bajo la tutela de su amigo Joseph-Marie Vien que, como él propio Boucher, había adoptado gustos clásicos frente al rococó imperante. Pasó después a la Academia de París, en 1766.

Entre 1770 y 1774 David intentó ganar el cuatro veces el Premio de Roma, en una beca para una estancia de cuatro años en la Academia Francesa en Roma. Al quinto intento, en 1774, David se hizo con él. David debería haber asistido a otra academia antes de ir a la Academia en Roma; si bien, la influencia de Vien le permitió trasladarse a Roma en 1775, cuando Vien fue nombrado director de la Academia de Francia en Roma. En Roma, descubrió la Antigüedad clásica, atrapando en sus cuadernos un cuantioso material que usará durante el resto de su vida. Se interesó por la pintura idealista de los Carracci durante su estancia en Bolonia y también por Rafael y Poussin. Entró en contacto con el pintor Raphael Mengs, que lo inició en las teorías neoclásicas del historiador Johann Joachim Winckelmann. En 1779, David visitó las ruinas de Pompeya acompañado por el escultor François Marie Suzanne.

Los compañeros de David en la Academia encontraron difícil relacionarse con él, pero reconocieron su genio. Permitieron a David que se quedara en la Academia Francesa en Roma durante un año más, regresando a París tras cinco años.

La muerte de Séneca (1773)

Regreso a París.

En París, David encontró quien influyera a su favor y se convirtió en miembro de la Academia Real. Envió a la academia dos pinturas, incluyéndose ambas en el Salón de 1781. Si bien, la administración de la Academia Real se le mostró hostil.

Después del salón, el rey permitió a David alojarse en el Louvre, un privilegio antiguo y muy deseado por los artistas. Trabajando con el contratista de los edificios reales, M. Pecol, que le pidió a David que se casara con su hija, Marguerite Charlotte. Este matrimonio proporcionó a David dinero y también cuatro hijos.

Tras su matrimonio, David decidió realizar un nuevo viaje a Roma con el apoyo económico de su suegro y la compañía de su esposa y tres de sus estudiantes, entre ellos Jean-Germain Drouais, ganador del Premio de Roma de ese año.

Su estancia se alargó durante cinco años. Aquí simultaneó sus grandes composiciones históricas con retratos para ganarse la vida y adoptó una técnica tenebrista aprendida de Caravaggio. En 1784 pintó su famoso ‘Juramento de los Horacios’; el lienzo, en el que David ensalzaba el patriotismo, le granjeó gran fama, tanto que le permitió mantener a sus propios estudiantes, y lo convertirá en el modelo a seguir de los futuros pintores.

El juramento de los Horacios

Para el salón de 1787, David exhibió su famosa ‘Muerte de Sócrates’ con gran éxito de crítica, por no hablar ya de la actualidad de la obra, en consonancia con el clima político de la Francia de la época.
La obra retrataba la muerte del filósofo griego, condenado a morir bebiendo cicuta por haber expresado sus ideas en contra de la creencia de los dioses ancestrales y corromper a los jóvenes atenienses.

La muerte de Sócrates

David pintó luego ‘Los lictores llevan a Bruto el cuerpo de sus hijos’. La obra resultaba muy atractiva para la época. Antes de la apertura del Salón, la Revolución había estallado, se había establecido la Asamblea Nacional y la Bastilla había caído. La corte real no quería propaganda agitando al pueblo, por lo que su intención era aprobar las obras antes de que se colgaran. Cuando los parisinos supieron que el cuadro de David no había superado la criba, la ciudad se encolerizó haciendo ceder a los realistas. La pintura representa a Lucio Junio Bruto, el líder romano, lamentándose por sus hijos, a los que había condenado a morir después de que intentasen derrocar al gobierno y restaurar la monarquía. Toda la pintura era, por lo tanto, un símbolo republicano y con un significado inmenso en estos tiempos en Francia.

Revolución Francesa.

De regreso a París, David se vio inmerso en la Revolución Francesa, participando activamente y ocupando importantes cargos, hasta convertirse en el pintor oficial de la Revolución. David comenzó entonces a trabajar en algo que más tarde le perseguiría: la propaganda para la nueva república.

Los líctores devolviendo a Bruto los cuerpos de sus hijos

La pintura de David de Bruto se mostró durante la obra ‘Bruto’ de Voltaire, jaleada por el público. Luego aceptó el encargo de los jacobinos de conmemorar el Juramento de la Sala de la Pelota, el primer acto contra la monarquía, con un lienzo; la pintura nunca se completó, debido a su inmenso tamaño y a que muchos de sus protagonistas desaparecieron durante el reinado del Terror; sin embargo, han sobrevivido algunos dibujos y también tenemos los fragmentos acabados.
Como miembro de la Asamblea Nacional, David llegó a votar a favor de la ejecución de Luis XVI en 1791, lo que provocó el divorcio de su esposa, que era realista.

Además, organizó multitud de ceremonias para conmemorar a los mártires que habían luchado contra la monarquía, como fue la exhumación del cuerpo de Voltaire para asegurarle un descanso digno en el Panteón. También organizó el entierro de Louis Michel Le Peletier de Saint-Fargeau, soldado asesinado por un guardaespaldas realista; Le Peletier inspiró a David un lienzo, ‘Le Peletier asesinado’, del que sólo sobrevive un dibujo, ya que será destruida por la hija del propio Le Peletier, que era realista. Hizo lo propio tras la muerte de Marat, periodista y parlamentario revolucionario asesinado el 13 de julio de 1793 por Carlota Corday. David de nuevo organizó un funeral espectacular en el Panteón y le dedicó un lienzo.

En 1794, la Revolución arrastró consigo a Robespierre, cuya muerte puso fin al Terror, y dio paso a un nuevo orden gobernado por el Directorio. Debido a su antigua con Robespierre, el Directorio hizo encarcelar a David. En prisión David recibió la visita de su mujer, que le hizo concebir la idea de retratar el momento en el que las sabinas pusieron paz entre sabinos y romanos.

Cuando David fue liberado, en 1795, el país había cambiado. Tras confirmarle que nunca había dejado de quererla, David volvió a casarse con su esposa en 1796. Completamente restaurado en su posición, David retomó su labor como profesor y se retiró de la política.

La muerte de Marat

Imperio napoleónico.

David, impresionado por los rasgos clásicos del entonces General Bonaparte, le solicitó que posara para él, realizando un primer esbozo en el año 1797. David documentó el rostro del conquistador de Italia, pero la composición completa del General Bonaparte sosteniendo el tratado de paz con Austria quedó sin acabar.

Después del exitoso golpe de estado de en 1799, Napoleón, ya como Primer Cónsul, encargó a David que conmemorara su audaz cruce de los Alpes con un retrato ecuestre. Este mismo año David dio vida a la historia de las mujeres sabinas en honor a su esposa, siendo el tema de la obra el amor que prevalece sobre el conflicto; la pintura también fue vista como un ruego a la gente para que se unieran de nuevo después de la sangrienta Revolución.

Napoleón cruzando los Alpes (1801), es la versión expuesta en la Malmaison

Después de la proclamación del Imperio en 1804, David se convirtió en el pintor de corte oficial del régimen. Como retratista, David se preocupó por la captación psicológica de los modelos. Además, rechazó cargos importantes para realizar grandes composiciones cargadas de significado ideológico, realizadas con un delicado dibujo y un cromatismo cálido y variado. Su escuela se convirtió en la más famosa de Europa, recibiendo jóvenes de diversos países. Entre los que destacan los españoles José de Madrazo y Juan Antonio Ribera, estandartes del neoclasicismo español.

Una de las últimas obras de esta etapa fue ‘La coronación de Napoleón y Josefina en Notre Dame’, en el culmen del Imperio Napoleónico. David acudió a la ceremonia y se hizo con los planos de Notre-Dame para alcanzar mayor realismo. Si bien, aunque otros protagonistas sí que lo hicieron, el emperador nunca posó para el lienzo e incluso obligó al pintor a introducir cambios que alejaron la escena de la realidad. Por ejemplo, si nos fijamos en la tribuna, podemos apreciar la figura de Letizia, madre del emperador, sentada en un lugar prominente, cuando en realidad ni siquiera asistió a la ceremonia.

Detalle de 'La coronación de Napoleón y Josefina'

Destierro.

Después de la caída de Napoleón y del regreso de los Borbones al poder, David se encontró en la lista de proscritos por revolucionarios y bonapartistas. A pesar de todo, el nuevo rey Luis XVIII le amnistió e incluso le ofreció un cargo como pintor de corte. Si bien, David rechazó su oferta, prefiriendo exiliarse a Bruselas, Bélgica.

Allí vivió tranquilamente con su esposa hasta el final de sus días. Durante este tiempo pintó cuadros de menor escala sobre desnudos, escenas mitológicas y retratos de bruselenses y emigrados napoleónicos. Su última gran obra, ‘Marte desarmado por Venus y las Gracias’ lo empezó en 1822 y lo acabó el año anterior a su muerte.

Tenía 77 años cuando, al salir del teatro, David fue golpeado por un carruaje. Murió más tarde, el 29 de diciembre de 1825, de deformaciones en el corazón.

A pesar de las peticiones de su familia, no se permitió que el cuerpo de David regresara a Francia debido a su intervención en la ejecución de Luis XVI. Fue enterrado en Bruselas, aunque su corazón fue llevado a Père Lachaise, París.


Vídeo sobre de Jacques-Louis David {PRÓXIMAMENTE}

Puedes leer y descargar la versión en PDF de esta entrada en Scribd.
Estas imágenes y más en Pictify {PRÓXIMAMENTE}

Fuente: ArteHistoria. Wikipedia España.
Más información: ARC. ArtCyclopedia. Humanities Web. Insecula. La Ciudad de la Pintura. EPDLP. The Getty. WGA. Arte España. Wikipedia España. Spanish Art, EPDLP.
Más imágenes: Wikipedia Database, CGFA.

2 comentarios:

  1. Siempre me paso a ver tus maravillas... !!Gracias por hacer este trabajo!!

    Un beso, !Feliz semana!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Fortunata. Agradezco mucho tus visitas y tus palabras. Sin ustedes este trabajo sería absurdo. Así que gracias a ti. Un beso.

    ResponderEliminar

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.