Google+ La Gruta De Los Lienzos: Ceo, la inteligencia

lunes, 30 de julio de 2012

Ceo, la inteligencia

Edward Burne-Jones - Astrología

Nombre griego: Ceo, Koios, Polos.
Equivalente romano: Coeus, Polus.

Título: dios de la inteligencia, representante del norte y de la adivinación mediante las estrellas.
Categoría: titanes.
Mitos relacionados: el Mito de la Sucesión, participando en el derrocamiento de Urano, la rebelión de los Crónidas y la Titanomaquia.

Padres: Urano y Gea, según Hesíodo, Apolodoro, Higinio; Éter o Urano y Gea, según Higinio. Gea según Virgilio.
Hermanos: Titanes Océano, Crío, Crono, Hiperión y Jápeto, Tea, Temis, Mnemósine, Febe, Rea y Tetis.
Consorte: Febe.
Descendencia: Leto y Asteria, con Febe, según Hesíodo, Apolodoro, Higinio.

"Astrología" de Edward Burne-Jones

En la mitología griega, Ceo (en griego antiguo Κοῖος, Koĩos, ‘inteligencia’, ‘inquisitividad’) era el titán de la inteligencia, representante del norte y de la adivinación mediante las estrellas.

Nacimiento.

Según la Teogonía de Hesíodo, Ceo era hijo de Urano (el Cielo) y Gea (la Tierra) y fue padre de Leto y Asteria junto con su hermana Febe (la Luna).

Los pilares del Cielo.

Según una versión sobre el derrocamiento de Urano (el Cielo), sus hijos conspiraron en su contra y, aprovechando una de las ocasiones en las que su padre descendía para yacer con Gea (la Tierra), cuatro de los hermanos se colocaron en las esquinas del mundo para sujetarlo mientras que Crono, el menor de los hermanos, lo castraba con una hoz. En este mito parece que los cuatro titanes que sujetan al padre personifican los grandes pilares que sostienen el cielo en las cosmologías del cercano Oriente: Ceo en el norte, Crío en el sur e Hiperión y Jápeto a este y oeste.

Ceo, como dios del eje de los cielos alrededor del cual giraban las constelaciones, se consideró también un dios de los oráculos celestes y representaba la adivinación mediante las estrellas, dando, además, nombre al eje norte del cielo alrededor del cual giraban las estrellas, bautizado como Polo en su honor (Πολος o Polos era uno de los epítetos de Ceo).

La Titanomaquia.

Derrocado UranoCrono se hace con el trono divino. Sin bien, amedrentado por una profecía que asegura que también él será derrocado por sus propios hijos, Crono se lanza a devorar a sus hijos a medida que vienen al mundo. Sin embargo, Rea logra salvar de este terrible destino a Zeus. Años más tarde, Zeus libera a los Gigantes, los Hecatónquiros y los Cíclopes de sus prisiones, que se suman a Zeus  y sus hermanos, los Crónidas, para declarar la guerra a los Titanes. Junto con la mayor parte de los titanes, Ceo fue derrocado por Zeus y los demás olímpicos, que lo encerraron en el Tártaro.

Padre de la clarividencia.

Junto con su esposa Febe, que representaba el centro de la Tierra, entonces entendida como un disco plano, Ceo despuntó como uno de los primeros dioses proféticos, siendo Ceo el portavoz de la sabiduría de su padre Urano y Febe la de su madre Gea. En este sentido sus dos hijas Leto y Asteria representaban las dos ramas de la clarividencia:
  • Leto y su hijo Apolo presiden el poder profético de la luz y el cielo.
  • Asteria y su hija Hécate presiden el poder profético de la noche, la oscuridad ctónica y los espíritus de los muertos.
Asimismo, Apolo dividía su tiempo entre el oráculo de Delfos (en el centro de la Tierra y presidido por su abuela) y las regiones hiperbóreas (cercanas al polo y representadas por su abuelo Ceo). Ambos lugares estaban custodiados por dragones, Pitón en Delfos y la constelación de Draco en el norte axial, pudiendo éstos representar a la pareja de Titanes. Según esta versión, Ceo sería el dragón que Atenea lanzó al firmamento durante la citada Titanomaquia.


Puedes leer y descargar la versión en PDF de esta entrada en Scribd.

Fuentes: Wikipedia España: Ceo. Theoi.com: Koios.
Quizá te interese: el Mito de la Sucesión, el derrocamiento de Urano, la rebelión de los Crónidas, la Titanomaquia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.