Google+ La Gruta De Los Lienzos: El Mito de la Sucesión

lunes, 19 de noviembre de 2007

El Mito de la Sucesión

Cornelis van Haarlem - Val der Titanen

Nombre griego: Mito de la sucesión.
Equivalente romano: --
Psinopsis: las sucesivas rebeliones llevadas a cabo por los correspondientes sucesores al trono, desde la Creación la entronización de los Olímpicos.

FASE 1: LA REBELIÓN DE CRONO.
Implicados: Urano, Gea, Crono, Rea, Afrodita, Titanes.
Sucesos: Urano esconde en los abismos los hijos que engendra con Gea, su madre. Para poner remedio, Gea prepara una emboscada contra Urano en la que Crono, su hijo menor, decide participar.

FASE 2: LA REBELIÓN DE LOS CRÓNIDAS.
Implicados: Rea, Crono y sus hijos, los CrónidasHestia, Deméter, Hera, Hades, Poseidón y Zeus.
Sucesos: Amedrentado por la profecía, Crono devora a sus hijos para impedir que lo destronen. Sin embargo, Rea logra salvar de este terrible destino a Zeus, que años más tarde encabezará la rebelión contra su padre.

FASE 3: LA TITANOMAQUIA.
Implicados: Bando de los Titanes: Crono, Ceo, Crío, Hiperión, Japeto; bando de los CrónidasHestia, Deméter, Hera, Hades, PoseidónZeus, Hecatónquiros, Gigantes y Cíclopes.
Sucesos: Zeus libera a los Gigantes, los Hecatónquiros y los Cíclopes, que se suman a la causa de los Crónidas, que han declarado la guerra a los Titanes.

FASE 4: LA GIGANTOMAQUIA.
Implicados: Bando de Gea: los Gigantes; bando de los Crónidas: Hestia, Deméter, Hera, Hades, PoseidónZeus.
Sucesos: Zeus encierra a los Titanes en el Tártaro, lo cual enoja a Gea, que decide declarar la guerra a los nuevos dioses, enviando contra ellos a sus otros hijos, los Gigantes.

"Val der Titanen" de Cornelis van Haarlem


La rebelión de Cronos:

Giorgio Vasari y Cristofano Gherardi - Mutilation of Uranus detalle
Mutilación de Urano, G. Vasari y C. Gherardi 
Urano odia a los hijos que tiene con su madre y los esconde en los abismos de ésta. Para poner remedio, Gea prepara una emboscada contra
Urano y el hijo menor, Crono, decide participar. Gea entrega entonces a Crono una hoz dentada y cuando Urano se une a ella en amoroso abrazo, su hijo corta los genitales de su padre y los arroja al mar.
La castración de Urano produce gotas de sangre que al caer a tierra originan las Erinias, los Gigantes y las Ninfas Melias. Además, según algunas teorías, los genitales, al caer al mar, producen una espuma de la que surge Afrodita (Si bien, según otras teorías, Afrodita es hija de Zeus y Dione).

Una vez en el trono, Crono se casó con su hermana Rea y liberó a sus hermanos Titanes. Sin embargo, cuando era usurpado, Urano vaticinaría que los propios hijos de Crono se rebelarían contra su gobierno de la misma forma que él y sus hermanos habían hecho, lo cual condicionaría el comportamiento de Crono durante su reinado.

La rebelión de los Crónidas:

Crono y Rea engendraron seis hijos (Hestia, Deméter, Hera, Hades, Poseidón y Zeus, conocidos como los Crónidas), por los que Crono no sentía mucho aprecio. De hecho, atemorizado por la profecía de su padre, Crono tomó la decisión de conservar el trono a como diese lugar, devorando enteros a sus hijos a medida que estos nacían.

Sin embargo, cuando Rea está en cinta de Zeus urde una treta para engañar a su esposo. Así, cuando da a luz, Rea le da de comer a su esposo una piedra envuelta en pañales, la cual Crono traga sin siquiera masticar. Algunas leyendas aseguran que de semejante forma había salvado antes a su quinto hijo, Poseidón, dándole a tragar a Crono en su lugar un potro.

Zeus crece lejos de su padre, criado por seres mágicos, hasta alcanzar la adolescencia. Entonces reaparece en una de las fiestas de Crono, disfrazado como un titán, y da a Crono una poción especial, que provocó que éste vomitara a sus hermanos.

La Titanomaquia:

Jacob Jordaens - La derrota de los Titanes
La derrota de los titanes, Jacob Jordaens
Tras liberar a sus hermanos, Zeus hace lo propio con los hermanos de  Crono (los Gigantes, los Hecatónquiros y los Cíclopes), que estaban prisioneros en el Tártaro. En agradecimiento, los Cíclopes concedieron a Zeus el trueno, el rayo y el relámpago, previamente escondidos por Gea. Además, HecatónquirosGigantes y Cíclopes se sumaron a la causa de los Crónidas que, guiados por Zeus, declararon la guerra a los Titanes. Este es el comienzo de la Titanomaquia o Guerra Titánica, una serie de batallas libradas durante once años entre las dos razas de deidades.

Después de casi una década de luchas, fueron los Crónidas los que se hicieron con la victoria, derrocando a Crono y repartiéndose el botín. Fue así como Zeus se echaron a suerte el mundo con sus hermanos mayores, Poseidón y HadesZeus consiguió el cielo y el aire, Poseidón las aguas y Hades el mundo de los muertos (el Inframundo). En cuanto a la antigua tierra, Gea, que no podía ser reclamada, quedó bajo el dominio de los tres, según sus capacidades. En cuanto a los Titanes, estos corrieron diferente suerte según su participación en la guerra; si bien, La mayoría de ellos fueron encerrados en el Tártaro.

La Gigantomaquia:

La decisión de Zeus de encerrar los Titanes en el Tártaro enojó a Gea, pues eran hijos suyos. Hasta tal punto creció su enfado, que Gea decidió declarar la guerra a los nuevos dioses, enviando contra ellos a sus otros hijos, los Gigantes. Este es el origen de la Gigantomaquia, una nueva guerra que de enormes proporciones.

En la gran batalla, algunos de los Gigantes fueron atrapados bajo montañas y volcanes. Los otros corrieron peor suerte, derribados por los Crónidas y rematados por las flechas de Heracles empapadas en el veneno de la Hidra de Lerna. Desde entonces, Zeus y sus hermanos y descendientes ocupan el Olimpo, morada de los grandes dioses del panteón griego, y reinan sobre los hombre de forma incontestable.


Puedes leer y descargar la versión en PDF de esta entrada en Scribd.

Quizá te interese: La página principal sobre la Mitología Clásica. La página principal sobre la Historia Olímpica.
FuentesCulturaClasica. Zeus en Wikipedia. La Titanomaquia en Wikipedia. La Gigantomaquia en Wikipedia. “100 Personajes de la Mitología Clásica” de Malcolm Day.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.