Google+ La Gruta De Los Lienzos: Hades / Plutón

lunes, 21 de mayo de 2007

Hades / Plutón

Mollie Cirino - Hades and Persephone I

Nombre griego: Hades.
Equivalente romano: Plutón.
Otros nombres: los que no osaban a pronunciar su nombre lo llamaban «el rico».

Título: dios de los muertos y los minerales preciosos.
Categoría: crónidas, olímpicos, del inframundo.
Atributos: el cetro de dos puntas, el casco de invisibilidad, el carro oscuro tirado por cuatro caballos negros, la corona de ébano, culantrillo o narciso. También el cuerno de abundancia, el narciso, el ciprés, la Llave del Hades y Cerbero, su perro guardián.
Representaciones: casi exclusivamente raptando a Perséfone.
Mitos relacionados: el Mito de la Sucesión. el rapto de Persérfone. El mito de Eurídice y Orfeo.

Padres: Crono y Rea.
Hermanos: Hestia, Deméter, Hera, Poseidón y Zeus.
Consorte: Perséfone.
Residencia: el Inframundo.
Descendencia atribuida: las Erinias: (Tisífone, Megera y Alecto) y Melinoe, hijos legítimos con Perséfone. También Zagreus y Makaria.

"Hades" de Mollie Cirino


En la mitología griega, Hades alude tanto al antiguo Inframundo griego como al dios de los muertos, aunque originalmente hacía referencia sólo al dios. Para su labor, Hades contaba con la ayuda de demonios, sobre los que tenía completa autoridad. Y, dado que los minerales preciosos venían de las profundidades de la tierra, se consideraba que también tenía el control sobre éstos.

Representación e iconografía.

El arma de Hades era un cetro de dos puntas, que usaba para destrozar todo lo que no fuera de su agrado. Esta enseña de su poder era un bastón con el que conducía las almas de los muertos hasta el mundo inferior. Otras de sus armas eran su famoso casco, regalo de los Cíclopes y que tenía el poder de hacer invisible a cualquiera que lo llevase. Otro de sus atributos era también su carro oscuro, tirado por cuatro caballos negros. Y también el narciso, el ciprés, la Llave del Hades y Cerbero, su perro guardián. Además, a menudo es representado sosteniendo un cuerno de abundancia, símbolo de la riqueza.

Se suele representar a Hades con una espesa barba y un aire severo. A menudo lleva su casco, regalo de los Cíclopes, que tenía el poder de volverlo invisible. A veces, ciñe su frente con una corona de ébano, culantrillo o narciso. Cuando se sienta sobre su trono de ébano o azufre, lleva en su mano derecha un cetro negro, una horca o una pica. A veces porta también unas llaves en sus manos, usadas para cerrar puertas de la vida. Se le representa también en su carro tirado por cuatro caballos negros. Son también atributos suyos el ciprés, cuyo follaje oscuro expresa melancolía y el dolor, y su perro Cerbero.

Si bien, Hades es raramente representado en el arte clásico, salvo en las representaciones del Rapto de Perséfone. En menor medida, también aparece retratado en algunos mitos en los que participó activamente, como es el caso del romance de Orfeo y Eurídice y los episodios relacionados con el Mito de la Sucesión.

Culto.

Sin duda, Hades era un personaje temible para aquellos que aún vivían, quienes eran reticentes a prestar juramentos en su nombre. Para muchos, la mera pronunciación de la palabra «Hades» era espantosa. Así que no es de extrañar que se buscasen eufemismos y apodos; así, al ser considerado propietario de todos los minerales preciosos, fue conocido entre la gente como «el rico», entre otros sobrenombres.

Nacimiento.

En la mitología griega, Hades (el “invisible”), era un hijo de los Crono y Rea y tenía tres hermanas mayores (Hestia, Deméter y Hera) y dos hermanos menores (Poseidón y Zeus).

El Mito de la Sucesión.

Como todos sus hermanos, a excepción de Zeus, fue engullido por su padre nada más nacer. Y como todos ellos, sería liberado por Zeus al hacerse adulto y obligar a Crono a regurgitar a todos sus hermanos. Tras ser liberados y conseguir un grupo de aliados, los seis jóvenes dioses desafiaron el poder de sus padres y tíos en la Titanomaquia y la Gigantomaquia, haciéndose con el poder divino y echando a suertes los reinos a gobernar. Zeus se quedó con el cielo, Poseidón con los mares y Hades recibió el inframundo. (Para ampliar infomración al respecto, ver el post dedicado al mito de la sucesión)

Rey de los muertos.

Pero, a pesar de que era uno de los olímpicos, Hades pasaba la mayor parte del tiempo en su oscuro reino, el cual dirigía desde su trono hecho de ébano.


Como gobernante del Inframundo, Hades era temido por los hombres y asociado erróneamente con la Muerte (cuando la personificación real de ésta era Tánatos). Además, Hades no era un dios malvado pues, aunque era severo, era también bastante justo y en la mitología tenía en realidad un carácter más altruista. De hecho, a menudo se le retrataba más como un dios pasivo, cuyo papel era a menudo mantener un relativo equilibrio. Ahora bien, se enfurecía bastante cuando alguien intentaba abandonar sus dominios o robar alguna de sus presas.

Así que no es de extrañar que, aparte de Heracles, las únicas personas vivas que se aventuraron en el Inframundo fueron todas héroes: Odiseo, Eneas (acompañado por la Sibila), Orfeo, Teseo y Psiqué.


El rapto de Perséfone.

Se enamoró perdidamente de Perséfone, pero Zeus se opuso al matrimonio. De ahí que Hades decidiese abreviar y secuestrar a la muchacha mientras que ésta recolectaba flores alegremente junto con algunas ninfas por las praderas de Sicilia... La leyenda del secuestro de Perséfone y el rescate de Deméter conecta con los antiguos misterios eleusinos y explica los cambios estacionales entre el invierno y la verano.

En muchos de los tratados de mitología griega no se afirma que Hades y Perséfone tuvieran descendencia. Sin embargo, en otros se dice que son los padres de las Erinias: Tisífone, Megera y Alecto.

Plutón, el Hades romano.

Hades se equipara a Plutón en la mitología romana, no debiendo confundirse con Pluto, dios griego de la riqueza. Al igual que su homólogo griego, Plutón era dios del Inframundo, aunque tenía un carácter más benigno. Era hijo de Saturno y Ops y esposo de Proserpina, a quien raptó para casarse con ella. Era el dios más temido, conocido por su fealdad y la dureza de sus rasgos; si bien, más tarde sería considerado como un dios benefactor, dispensador de riquezas.
···


Puedes leer y descargar la versión en PDF de esta entrada en Scribd.

Quizá te interese: el Mito de la Sucesión; el mito de Deméter y Perséfone, reflejo del cambio estacional; el mito de Orfeo y Eurídice.
Fuentes: Hades en Wikipedia. Hades en DeArqueologia. Hades en ElOlimpo. Plutón en Wikipedia.
Más imágenes: Hades en Wikipedia Database.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.